viernes, 28 de febrero de 2014

Protestas y Movilizaciones de Febrero de 2014 en Venezuela :La tensión y la puja en la creación de un espacio liso?

Se pueden leer las movilizaciones y focos de protesta social que se están dando desde este febrero del 2014 en Venezuela, como indicios de la creación de un "espacio liso"? Me gusta el concepto de Deleuzze y Guattari para intentar una lectura de lo que está pasando en mi país a inicios de este año. Por ahora solo puedo formularme interrogantes:son estas movilizaciones, protestas y acciones violentas la expresión de un espacio liso que emerge de las contradicciones del proyecto del socialismo del siglo XXI? Es acaso, toda esta situación el síntoma de un viejo proyecto que no termina de germinar en la tierra no abonada de la llamada "Venezuela de la cuarta república"? Como expresan Deleuzze y Guattari, el espacio de la V república aparece estriado porque ha sido totalmente capturado por la máquina del Estado y lo que vemos es ni más ni menos que la reproducción de aquello que nunca terminó de morir y que se reedita en nuevo formato revolucionario?   

miércoles, 24 de octubre de 2012

La realidad la construye el observador...

Tomado de Arte para el amor y la paz.

El espacio liso y el espacio estriado, según Deleuze y Guattari.


"Y siempre que se produce una acción contra el Estado, indisciplina, sublevación, guerrilla o revolución como, acto, diríase que una máquina de guerra resucita, que un nuevo potencial nomádico surge, con reconstitución de un espacio liso o de una manera de estar en el espacio como si fuera eso (Vhiho recuerda la importancia del tema sedicioso o revolucionario "ocupar la calle"). En ese sentido, la respuesta del Estado es estriar el espacio, contra todo lo que amenaza con desbordarlo. El Estado o se ha apropiado de la máquina de guerra sin darle la forma del movimiento relativo: por ejemplo, con el modelo fortaleza como regulador de movimiento, y que fue precisamente el obstáculo que encontraron los nómadas, el escollo y la defensa contra la que venía a estrellarse el movimiento turbulento absoluto. Y a la inversa, cuando el Estado no logra estriar su espacio interior o contiguo, los flujos que lo atraviesan adquieren necesariamente el aspecto de una máquina de guerra dirigida contra él, desplegada en un espacio liso hostil o rebelde (incluso si otros Estados pueden introducir en él sus estrías). Esa fue la aventura de China que, hacia el siglo XIV, y a pesar de su gran nivel técnico en navíos y navegación, es apartada de su inmenso espacio marítimo, ve entonces cómo los flujos comerciales se vuelven contra ella y se alían con la piratería, y sólo puede reaccionar con una política de inmovilidad, de restricción masiva del comercio, que refuerza la relación de éste con una máquina de guerra (Deleuze y Guattari, Las mil mesetas. Capitalismo y esquizofrenia, p.390)

"Es más, todavía habría que tener en cuenta otros espacios: el espacio agujereado, cómo comunica de manera diferente con el liso y con el estriado. Ahora bien, lo que nos interesa son los pasos y las combinaciones, en las operaciones de estriaje, de alisado. Cómo el espacio no deja de ser estriado bajo la presión de fuerzas que se ejercen en él; pero cómo también desarrolla otras fuerzas y segrega nuevos espacios lisos a través del estriaje. Incluso la ciudad más estriada segrega espacios lisos: habitar la ciudad en nómada, o en troglodita. A veces bastan movimientos, de velocidad o de lentitud, para rehacer un espacio liso. Evidentemente, los espacios lisos no son liberadores de por sí. Pero en ellos la lucha cambia, se desplaza, y la vida reconstruye sus desafíos, afronta nuevos obstáculos, inventa nuevos aspectos, modifica los adversarios. Nunca hay que pensar que para salvamos basta con un espacio liso" (ob.cit. p. 506).

EL PENSAMIENTO DE G. DELEUZE.

http://www.sindominio.net/versus/paginas/textos/textos_00/deleuze.htm

martes, 23 de octubre de 2012

LOS DIVORCIOS Y EL MERCADO "TOXICO".


En el caso de la separación o ruptura de la pareja, la "programación posesiva" hace que los involucrados muestren resistencia a aceptar tal separación. De ahí la degeneración que ocurre en muchos divorcios o separaciones que después de profesarse públicamente grandes  demostraciones de amor, se convierten en los peores enemigos. La  percepción posesiva de dicha relación tiene un impacto negativo  en nuestras vidas. ¿Qué es lo que hacemos y lo que sentimos cuando terminamos una relación amorosa? Existe la tendencia a asumir una actitud de derrota o fracaso. La sensación de pérdida nos lleva a la depresión y al sufrimiento.  Pero, no se trata sólo de nuestras pocas fortalezas internas, el entorno lo propicia, existe un mercado de consumo que se nutre del sufrimiento amoroso: la música, el cine, la publicidad, la prensa amarillista, cierta literatura de autoayuda, las telenovelas, entre otros, todos recrean y refuerzan ciertos estereotipos  o conductas socialmente aceptadas  pero psicológicamente negativas.  


RELACIONES HUMANAS EN LA PAREJA Y CULTURA DEMOCRATICA

Por lo general, los conflictos en las relaciones humanas suelen quedarse en el espacio doméstico, especialmente en el matrimonio, muy poco se vincula con el clima cultural que se vive en el país, con el modo como funciona su sistema político, entre otras variables.
En la llamada "programación posesiva" las energías lejos de dirigirse a la conquista de un espacio común que integre los intereses de los miembros de la pareja, se enfoca principalmente en la “invasión” del espacio vital del otro, sustentándose  en estereotipos o concepciones que no tienen nada que ver con el reconocimiento y el respeto de la autonomía del ser humano. Por lo general, es propio de sociedades en la que los valores y la cultura democrática es débil, en consecuencia  instituciones tales como la familia, la escuela y los medios de información, entre otros, tienden a reforzar  relaciones humanas basadas en el control, la domesticación, la enajenación y la opresión.

lunes, 1 de marzo de 2010

En esta foto disfruto el momento festivo despuès de una discusiòn de tesis de pregrado. Aquì con mis colegas profesores y la tesista que hizo su brillante exposiciòn ese dìa.


Para revisar articulo hacer click en el enlace señalado.
www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/20676/1/articulo7.pdf

jueves, 18 de febrero de 2010

La "privatizaciòn" de la opiniòn en la actual puesta en escena de los mass media en Venezuela.

Era una noche cualquiera en Venezuela, el principal canal televisivo del Estado, proyectaba uno de sus programas nocturnos habituales, este se denomina "La Hojilla" y el otro canal, el del sector privado hacía lo propio con su "Buenas Noches". Uno citaba al otro y viceversa, mirándose el ombligo con el chisme de turno. Esta vez, el chisme legalizado era la salida de uno de los accionistas del canal privado, figura que en los últimos tiempos ha ganado dominio público como opositor del gobierno nacional. De un lado y de otro, la puesta en escena no varió, en el programa del canal público, el moderador abundó en epítetos y frases de mal gusto, tratando de burlarse del personaje del canal opositor. Este último no se quedó corto y al siguiente día estaba dando una rueda de prensa, con un séquito de periodistas y reporteros cargados de preguntas, reiterativas y superficial es. Ambos escenarios denotan la pérdida del sentido de la realidad. Estos "medios" cada día fabrican su realidad virtual, ignorando la situación del día a día del venezolano común, aquel que todos los días debe enfrentarse a los déficit sociales, económicos, políticos y culturales. Nadie rinde cuentas a la sociedad, al menos a explicarnos por que deben utilizarse los dineros pùblicos en este tipo de programas televisivos, para expresar la opinión y los sentimientos de un moderador afecto al partido de gobierno. ¿cuánto le cuesta esto al erario pùblico? Por otro lado, el canal privado en cuestión, ha desviado tanto su función social, que de manera desproporcionado proyecta sus conflictos domésticos con el gobierno, como si este fuera el asunto más importante del país. Llama la atención que tras los bastidores de este juego virtual, estos nuevos actores mediaticos pretendan sacarle partido a la situación, proyectando se como lideres que aspiran controlar el alto puesto de dirigir el destino del país. En este juego de poder, cualquier contingencia es buena para ubicarse en el ruedo electoral y aspirar un puesto en el parlamento o la presidencia de la república. Mientras tanto, dónde y cómo se expresa el ciudadano común, cómo puede dejar de ser un espectador pasivo de tanta comidilla y pelea de comadres. He ahí nuestro desafío.